El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores condenó hoy a la pena de prisión perpetua a cinco de los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa, en la madrugada del 18 de enero de 2020 en la localidad balnearia de Villa Gesell, mientras que a los otros tres los consideró partícipes secundarios.

Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia entendieron por unanimidad condenar a prisión perpetua Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Ciro Pertosi (22), Luciano Pertossi (21) y Matías Benicelli (23) homicidio agravado por alevosía

Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23)y Lucas Pertossi fueron condenados como participes secundarios del homicidio de Fernando y los condenaron a 15 años de prisión.